Conoce todo sobre las telas ignifugas
1/10/2019

PELIGRO A LA VISTA: LA VERDAD SOBRE LAS TELAS IGNÍFUGAS

¿Todas las telas ignífugas de composición 88 % algodón y 12 % de nylon de alta tenacidad tienen el mismo desempeño térmico? DEFINITIVAMENTE NO.

Enfrentamos un grado de desconocimiento sobre las diferencias entre las categorías de telas ignífugas, los métodos y procesos involucrados en la fabricación de estas y la confección de las diversas marcas de prendas existentes. Existen en el mercado un gran número de fabricantes que desconocen cómo confeccionar adecuadamente estas prendas y, por ende, la importancia de usar una marca de telas ignífugas confiable y respetada.

Otro punto que vale la pena aclarar, es la diferencia entre la empresa que fabrica la tela y aquella que fabrica las prendas, que en la mayoría de los casos son empresas distintas. Es por esta razón que es necesario comprobar los materiales de los cuales están hechas las prendas y cuáles son las empresas involucradas en la confección, pues se trata de un equipo de protección personal y no de un simple uniforme. En el caso que solo sea puesta la etiqueta del confeccionista, se corre el riesgo de usar una tela ignífuga de procedencia desconocida, sin el debido rastreo y posiblemente de calidad dudosa.

Muchos no saben que el término “88/12 FR” no es una marca o garantía de calidad, simplemente hace referencia a la composición de fibras de la tela. El hecho que la tela posea una etiqueta “88/12 FR” no es garantía del desempeño y varía mucho dependiendo de cada fabricante. Sería como utilizar una etiqueta que tenga escrito “automóvil”, existe el motor, las ruedas, las puertas que componen este automóvil y aun así cada automóvil tiene una configuración con diferentes niveles de seguridad, confiabilidad y desempeño.

Es de extrema importancia especificar la marca de la tela, tanto en la etiqueta de la prenda de protección ignífuga como en el certificado de tercera parte, y así garantizar que la prenda fue fabricada con una tela de alta calidad. Una falla en este proceso puede traer serios riesgos a los trabajadores, reclamos del Ministerio del Trabajo y consecuencias nefastas a la imagen corporativa de las organizaciones.

 

ENTENDIENDO EL “88/12 FR”: UN TIPO DE TELA Y NADA MÁS

 

“88/12” es simplemente la definición de una tela hecha con 88 % de algodón y 12 % de nylon. Los números “88/12” no están relacionados con la resistencia al fuego, certificaciones, ensayos térmicos, durabilidad, encogimiento, comodidad o cualquier otra propiedad. En realidad, una tela “88/12” podría ser incluso no resistente al fuego.

Una tela ignífuga “88/12” puede ser suave, pero con resistencia térmica a los riesgos del arco eléctrico y fuego repentino no durable, o puede tener buena durabilidad, pero ser rígida y encogerse excesivamente. En realidad, esta combinación entre resistencia al fuego, comodidad y durabilidad solo es posible utilizando un proceso de ingeniería de alta calidad que garantizará seguridad al trabajador, sensación de suavidad y excelente control para cuando encogen. Incluso así, lo que vemos en el mercado actualmente son fabricantes de telas ignífugas y prendas con total desconocimiento sobre el grado de importancia de estos aspectos, sobre su doble responsabilidad en caso de un accidente.

 

¿CÓMO, EQUIVOCADAMENTE, EL TÉRMINO “88/12 FR” PASÓ A SIGNIFICAR ALGO MÁS QUE UNA COMPOSICIÓN DE TELA?

 

El algodón ha sido la tela preferida entre los trabajadores por ser liviana, transpirable y suave. Ya en la década de 1950, las investigaciones permitían que los uniformes de algodón fueran transformados en prendas ignífugas, sin embargo, en la actualidad esta tecnología ha sido aplicada apenas en telas 100% algodón. Al final de la década de 1990, Westex lanzó una marca de tela resistente al fuego con composición 88% de algodón y 12% de nylon de alta tenacidad, llamada Westex UltraSoft®. Esta tela presentó al mercado un proceso innovador de ingeniería para la resistencia al fuego que resultó en un aumento de la duración mecánica y abrasiva de estas telas, además fue utilizada una tecnología revolucionaria para mejorar el tacto que aumentó mucho el nivel de comodidad. El mercado reconoció el carácter innovador de esta tela y el término “88/12 FR” fue ampliamente divulgado en conjunto con los beneficios de esta tela superior en desempeño. En pocos años, el término “88/12 FR”, equivocadamente, pasó a ser un indicador de las características que los trabajadores querían en las telas resistente al fuego. Este término genérico fue confundido con las propiedades garantizadas por la marca Westex UltraSoft® que reúne seguridad, comodidad y durabilidad con una tela ignífuga de alta durabilidad compuesta de 88% de algodón y 12% de nylon.

 

DIFERENCIAS ENTRE LAS TELAS IGNÍFUGAS “88/12” GENÉRICOS – Y LOS RIESGOS

 

Diversas telas ignífugas “88/12” descritas en un catálogo o vistos en muestras de telas pueden parecer o presentar una sensación similar, pero en el uso diario las diferencias son evidentes.

La mayoría de las telas genéricas ignífugas “88/12” presentan certificación en algunos requisitos mínimos de las normas vigentes, pero este requisito mínimo no garantiza la seguridad del trabajador. Ensayos en laboratorio muestran que telas ignífugas “88/12” genéricas, aunque estén certificadas, tienen un desempeño marcadamente inferior en comparación con telas como Westex UltraSoft®. Las telas de Westex tienen un desempeño superior debido a su tecnología y sus avanzados procesos de fabricación, que incluyen métodos de ingeniería, equipamientos de última generación y muchas décadas de experiencia acumulada.

 

LOS PROGRAMAS DE SEGURIDAD IGNÍFUGA COMIENZAN CON LA SELECCIÓN DE LA MARCA DE LA TELA

 

La seguridad y la comodidad comienzan con la marca de la tela y luego con la selección de confeccionistas experimentados y certificados.

• Pregunte quién fabricó la tela, inclusive en prendas que tienen la marca en sus etiquetas.
• Compruebe en la certificación de tercera parte la marca de la tela, el Ministerio del Trabajo podría exigirlo.
• Evite las prendas sin información en la etiqueta, lo que garantiza su rastreo.
• No acepte respuestas como “las telas ignífugas ‘88/12’ son todas iguales”.
• Conozca más sobre el proceso de control de calidad del fabricante de telas – ¿Cómo es ensayado cada lote de tela?¿Cómo son guardados y mantenidos los resultados? ¿Cómo se puede garantizar el rastreo inverso de la prenda y la fabricación de la fibra?
• Comprenda cómo se realiza la certificación de las telas ignífugas y solicite resultados de ensayos de laboratorio independientes acreditados por organismos internacionales.

 

MUCHAS TELAS GENÉRICAS ENTREGAN APENAS UNO DE LOS TRES ATRIBUTOS FUNDAMENTALES PARA EL ÉXITO EN LA IMPLEMENTACIÓN DE UN PROGRAMA DE PRENDAS DE PROTECCIÓN IGNÍFUGAS: DESEMPEÑO TÉRMICO DURABLE, CONTROL DEL ENCOGIMIENTO Y SUAVIDAD

 

El rótulo “ignífugo 88/12” aplicado a tantas telas genéricas también sugiere falsamente que esas telas ofrecen suavidad y control del encogimiento, más allá de la resistencia al fuego garantizado por toda la vida útil de la prenda. La verdad es que equilibrar estas 3 variables implica un conocimiento profundo de ingeniería en telas que incluye procesos químicos, tecnología textil y una rigurosa selección de materias primas. Esto sucede porque el proceso para lograr que una tela de algodón tenga resistencia al fuego utiliza un polímero retardador adicionado a las fibras, dejando la tela rígida y de difícil prelavado, por otro lado, el proceso de suavizado disminuye la propiedad de resistencia al fuego y, consecuentemente, la protección. Otro consejo, es que tenga cuidado con telas que brillan y parecen extremadamente suaves, su desempeño térmico puede estar comprometido.

La mayoría de los fabricantes de telas tratan de llegar al equilibrio de este trinomio de atributos, pero pocos lo consiguen. Alcanzar los tres con precios bajos es imposible, no hay milagros, ¡están involucrados ciencia e inversiones importantes para poder garantizar la calidad!

 

TELAS GENÉRICAS IGNÍFUGAS “88/12” – ESCONDIDOS DETRÁS DE LAS MARCAS DE LAS PRENDAS

 

¿Cómo evitar que los genéricos ignífugos “88/12” de desempeño térmico dudoso hagan parte de esta implementación? El hecho de que las telas genéricas ignífugas “88/12” de calidad inferior pueden estar siendo comercializadas por confeccionistas o distribuidores que desconocen la importancia de la tela y las características necesarias para garantizar protección total a los riesgos térmicos.

Algunos confeccionistas y/o distribuidores se benefician del menor costo de las telas genéricas, que son fabricadas de forma rápida y barata cuando no hay ninguna especificación o exigencia por parte del usuario final, considerando que el precio vale más que la vida de los trabajadores. El mejor y más seguro abordaje es simplemente preguntar, ¿cuál es la marca de la tela usada al tomar las decisiones de compra? Asuma un papel activo y no se conforme con la respuesta de que la tela ignífuga utilizada es “88/12” y por esta razón son todas iguales, existe mucha diferencia entre cada tipo y marca de tela.

ESE CUIDADO PUEDE HACER LA DIFERENCIA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE DE SUS TRABAJADORES.

Dejar un comentario